El amianto es un material de Construcción generalizado que debido a sus características físico-químicas es excepcional pero, por desgracia, muy peligroso para el hombre. 

El amianto es la semilla de muchas enfermedades pulmonares y ahora la eliminación de este material en los edificios es evidente, y existe grave riesgo, por lo cual se debe realizar con medios y medidas estrictamente rigurosas. 

El amianto es, desde la aparición del Real Decreto 396/2006, una actividad muy regulada y sujeta a certificados muy estrictos, para lo cual necesita una amplia preparación para el proceso y un conocimiento riguroso de las normas existentes. 

Todas las partes interesadas en la retirada de materiales con amianto, el Promotor o Propietario, el Proyectista, los Técnicos de Prevención, el Contratista, los Operarios y en definitiva todos los implicados en estos trabajos deben actuar con responsabilidad y con pleno conocimiento de los hechos.

Publicado: 3 de Diciembre de 2013 a las 09:29